dijous, 17 de març de 2016

EL NIÑO DE LOS SUEÑOS

El niño dulce i triste 
de cabello largo y fresco
al que le gustaba passear por el rio
de una espada de plata.
Era como una boca abierta y espumosa,
se tumbó en el suelo, y vió las estrellas
brillantes como granos de arroz.
La noche era oscura com la boca de un lobo feroz,
se levantó y se fué a su casa espaciosa i musical,
Usaba la luna como senyal de trafico.
Al llegar a casa se quitó el calcetin humedo e intenso 
y se tumbó en su cama dispuesto a soñar .




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada